• Registrarme
  • No hay productos en el carrito.

China y Estados Unidos apuestan a la cuarta revolución industrial

La primera revolución industrial (1760-1840) comenzó con la invención del motor de vapor y la construcción del ferrocarril, este hito desencadenó la producción mecánica. La segunda revolución industrial (1870-1920), facilitó la producción en masa con el surgimiento de la electricidad y la cadena de montaje. La tercera revolución industrial se inició en 1960 con el advenimiento de la era digital, la informática personal e internet (1990). En términos históricos, las revoluciones industriales han marcado profundas transformaciones en los sistemas económicos y las estructuras sociales. Por esto, es necesaria la comprensión de que las tecnologías emergentes y las novedosas formas de producción mediante la convergencia de la robotización, la Internet de las Cosas (IoT) y la inteligencia artificial (AI) nos han lanzado a los albores de una cuarta revolución industrial.

El  liderazgo de China en la nueva revolución industrial

China encabeza dos de las áreas decisivas de la cuarta revolución industrial: “Internet de las Cosas” (conexión entre las cosas –sociedad, productos, naturaleza, servicios, etc.– a escala global) y robotización. Se estima que el mercado chino de IoT agregaría al PBI chino –sólo en la industria manufacturera- US$736 mil millones en 2030. Asimismo surgieron protocolos globales para conectar la industria global a través de la “nube” (cloud computing) mediante los softwares estipulados. En el área de la robótica, en el año 2015, se vendieron 240.000 robots de los cuales China adquirió 66.000 superando a Japón como el mayor operador de robots industriales a escala planetaria (dispone de 36 robots cada 10.000 mil trabajadores industriales).

Estados Unidos relanza su capitalismo 4.0

El gobierno de Donald Trump ha previsto un gasto en infraestructura de US$1 billón en 4 años lo cual ha provocado un sentimiento de pasión inversora productiva de los capitalistas norteamericanos y del resto del mundo avanzado en Estados Unidos. A finales del 2016, los fondos de inversión en acciones de EE.UU. recibieron más de US$60 mil millones, se presume que la mitad proviene del exterior. Esto equivale a un relanzamiento de la revolución tecnológica y al tratarse de una de las principales economías del mundo tiene alcance inmediato en el sistema productivo global. El mercado norteamericano de IoT agregaría sólo a su PBI manufacturero US$ 150 millones en 2020. De esta manera, se acentúa el desarrollo de un área fundamental de la nueva revolución industrial en EE.UU

China y Estados unidos impulsan una nueva revolución industrial

La reunión ocurrida el 6 y 7 de abril en Palm Beach (Florida) entre el presidente Xi Jinping y Donald Trump es el acontecimiento central de 2017 y tiene un significado histórico por su alcance. Los líderes de las dos mayores economías del mundo acordaron ser los principales protagonistas de este nuevo sistema de producción global (convergencia de la inteligencia artificial (AI), la Internet de las Cosas (IoT) y la robotización en la producción de manufactura y los servicios). De esta manera, la cuarta revolución industrial consolida su tendencia en los dos principales sistemas productivos del mundo. Ambos países se proponen una competencia basada en la innovación y en el capital intelectual (inteligencia colectiva). Mientras que la producción inexorablemente converje hacia la robotización.

Otro punto importante de la reunión fue el «Plan de 100 días» propuesto por Xi Jinping para equilibrar el comercio bilateral en un plazo de 3 a 5 años que a su vez impulsará la economía global. China cuenta con un superávit comercial de US$340 mil millones, del intercambio bilateral de US$ 560 mil millones en 2016. El plan prevé un aumento de las exportaciones y de las inversiones norteamericanas en China para equilibrar el comercio bilateral. Asimismo, se elimina el riesgo de guerra comercial entre ambos países.

China y Estados Unidos decidieron impulsar el pleno despliegue de la cuarta revolución industrial. Se estima que la misma alcanzará su máximo apogeo en los próximos 5/10 años. En términos espaciales, la nueva revolución industrial acelera su marcha.

 

Bibliografía

 

Autor

Mauro Martínez

Finalizando la Licenciatura en RRII (UES21). Prácticas profesional en Secretaria de Integración Regional y Relaciones Internacionales de la Provincia de Córdoba. Se especializa en Gestión de Tecnologías Innovadoras.

0 respuestas en "China y Estados Unidos apuestan a la cuarta revolución industrial"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2021 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Hablar en WhatsApp
¡Hola! 😁 ¿En qué podemos ayudarte?
X