• Registrarme
  • No hay productos en el carrito.

Bitcoins: ¿Beneficio o riesgo?

Las monedas virtuales o criptomonedas nacieron para poder realizar operaciones sin la necesidad de intermediarios, es decir, sin el control de bancos centrales o Estados. Desde la creación de la primer criptomoneda en 2010, el bitcoin, su precio ha ido aumentando, aunque con algunas caídas. Este contexto nos lleva a preguntarnos: ¿por qué el precio de las criptomonedas aumenta tanto? ¿Qué las hace tan valiosas? ¿Es muy riesgoso invertir en ellas o representan una ganancia segura?

 

 

El atractivo del bitcoin

Sin dudas, uno de los beneficios de invertir en bitcoins está en la compra-venta, por el alto valor de mercado que poseen. En 2010 el valor del bitcoin no llegaba al centavo de dólar. En marzo de este año, el precio de una unidad de bitcoin alcanzó el valor de 8 mil dólares. Aunque tuvo sus caídas drásticas, como en 2015, su precio siempre tiende a subir. Esto se debe a la cantidad de demanda que existe y a que la oferta no aumenta. Esto es así debido a la gran capacidad informática que se necesita para minar (crear) una nueva unidad de bitcoin y, además, a que su generación está programada desde su inicio para realizarse en un determinado momento.

Otro aspecto positivo de las criptomonedas es el hecho de que permiten comerciar sin la necesidad de intermediarios, lo que resulta atractivo para compradores y vendedores en, por ejemplo, las ventas online. Al no existir intermediarios, se reducen las comisiones que sí existen en las transacciones tradicionales, como las de las tarjetas de crédito o las de los bancos. Si bien realizar compras con criptomonedas no es algo usual en la Argentina, en algunos países, como Estados Unidos, ya se pueden realizar este tipo de operaciones con frecuencia.

Además, la naturaleza de estas monedas virtuales y la seguridad de las transacciones permite a comerciantes internacionales realizar operaciones con clientes de todo el mundo. Antes de la existencia de las criptomonedas, esto era más difícil y riesgoso.

 

No todo es color de rosa

Invertir en este nuevo tipo de monedas también presenta riesgos. Como ya se mencionó, las criptomonedas fueron creadas para funcionar sin la intermediación de bancos o Estados. Esto implica que el valor de esta moneda no está relacionado con la economía de ningún país, sino que depende de la confianza que los usuarios tienen en ella. Esta confianza, a su vez, se basa en la red de computadoras alrededor del mundo que, en teoría, aseguran cada transacción. A pesar de esto, el precio del bitcoin ha sufrido varias caídas, lo que puede hacernos dudar de esa confianza.

No obstante, las causas de las diferentes caídas, como en cualquier mercado, no son claramente identificables, por lo que no podemos atribuirle directamente esta baja en el precio a una supuesta falta de confianza por parte de los usuarios. Los detractores del bitcoin advierten que el mercado del bitcoin podría convertirse en una burbuja financiera. Esto implicaría que el precio siguiera aumentando hasta un punto en que bajaría drásticamente, lo que significaría una pérdida para los inversores.

Por otro lado, hay ciertos factores que a futuro podrían hacer que invertir en las criptomonedas no sea un negocio tan rentable. Algunos países, como Estados Unidos, ya aplican impuestos a los tenedores de bitcoin. Esta medida podría asustar a los inversores y hacer que la criptomoneda pierda la ventaja comparativa que tiene frente a la compra-venta de otras divisas.

Otro factor que podría influir negativamente en el precio del bitcoin es la legislación de los países. Si los Estados crean leyes para la regulación de estos activos, la confianza en ellos y por ende su precio podrían verse afectados. Algunos países más conservadores incluso podrían llegar a prohibir su uso, lo que también afectaría el mercado de las bitcoins.

 

A modo de conclusión

Como regla general en economía puede decirse que mayor beneficio implica más riesgo y viceversa. Sin embargo, no debe pasarse por alto que la economía es una ciencia social y que sus principios generales no siempre se cumplen. Puede que en la actualidad este principio sea cierto en el mercado del bitcoin, pero podría cambiar de un momento a otro. Finalmente, por más que esta criptomoneda funcione por fuera del circuito financiero, no deja de ser parte de la especulación financiera.

 

Bibliografía

 

Autora

Belén López Mensaque: Periodista profesional por el Colegio Universitario de Periodismo. Locutora Nacional ISER. Estudiante de Licenciatura en Comunicación Social en la Universidad Católica de Santiago del Estero.

 

 

 

 

 

2022 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
X