• Registrarme
  • No products in the cart.

Construcciones conceptuales y geográficas de Medio Oriente y África y la influencia de Europa

¿Qué es realmente Medio Oriente? ¿Por qué países que se encuentran dentro de los límites continentales de África forman parte de Medio Oriente? ¿Qué es África? Estas son algunas de las cuestiones que pretende abordar este artículo, así como el papel que ha jugado el continente europeo al definir geográficamente estas regiones con su respectiva influencia occidental.

 

 

El papel de Europa en las definiciones de Medio Oriente y África

Basándonos en el pasado, la historia cuenta que “Medio Oriente” es un término que se acuñó recientemente por los europeos y los americanos en el siglo XX, debido a que nadie antes lo había usado a pesar de que se utilizaba la expresión “Lejano Oriente” para referirse a los países muy alejados de Europa como China. Sedat Laciner, en un artículo llamado “Is there a place called the Middle East?” comparte que, “Medio Oriente es un vocablo que literalmente significa Gran Bretaña y Zona de Interés Americana”, lo cual resulta interesante, ya que Medio Oriente tiene mucho que ofrecer internamente para que estas dos grandes potencias (Gran Bretaña y Estados Unidos de América) puedan seguir impactando en la región. Asimismo, a esta zona se le denomina Medio Oriente porque de alguna forma “vincula” los tres continentes del mundo antiguo; Europa, África y Asia.

Europa, del mismo modo que Medio Oriente, influyó mucho en los nombres de varias regiones del mundo. De hecho, el capítulo 1 del libro “Where is Africa?” menciona que, los europeos eligieron el nombre de “América”, “Antárctica”, así como el nombre de África, este último con influencias greco-romanas. No obstante, los europeos a la hora de conquistar, ya no solo el norte de África, sino todo el continente, se dieron cuenta que había zonas que tenían habitantes de raza negra, entonces pasaron a llamarle “África Negra”, un pensamiento racial, que reflejaba un cuestionamiento, sobre hacer una división en este continente, dado que Europa solo tenía una raza blanca.

El papel de Europa en el nombre de las regiones, se debe a su influencia y a la necesidad de satisfacer sus intereses, esto generó que se construyera una perspectiva occidental en muchos sentidos. Por ejemplo, geográficamente, los europeos trazaron los mapas con dimensiones irreales, donde plasmaban a Europa y a sus aliados (Estados Unidos) con grandes extensiones territoriales en comparación con África y Medio Oriente. La perspectiva occidental trazaba al hemisferio norte como la cima del mundo, y a todos los países del hemisferio sur como dependientes de los países del norte. De igual forma, el pensamiento occidental dicta que la raza “blanca” debe ser la única y es la que debe de predominar, la cual no debería ser así.

Es probable que la población que habita África y Medio Oriente pueda sentirse subestimada porque los europeos los hacen ver como “los débiles y los colonizados”, debido a que los mapas trazan a Europa como “el poderoso” y todo lo que está debajo del continente europeo es lo que depende del mismo para sobresalir. Sobre el pensamiento racial, también las poblaciones de estas regiones se podrían sentir como diferentes, ya que muchos tienen distintos rasgos que no van de acuerdo a la idea de “raza blanca” que Europa promueve, sin embargo, la diversidad de características y colores crean la cultura a una zona porque de alguna forma la enriquecen, haciéndola única.

Actualmente tiene mucho impacto la influencia de Europa, pues por más que se modifiquen los mapas, se sigue viendo a Europa como “lo máximo que hay y que existe”. Si los mapas tuvieran muchas perspectivas, suponiendo que África, el Sudeste Asiático, América Latina y Medio Oriente estuvieran por encima de todas las grandes potencias, nacería una nueva concepción y un nuevo pensamiento. La población que habita África y Medio Oriente podría sentirse como subestimada porque los europeos los clasifican como “los débiles y los colonizados”, debido a que los mapas trazan a Europa como “el poderoso” y todo lo que está debajo, es lo que depende de Europa para sobresalir.  Sobre el pensamiento racial, también las poblaciones de estas regiones se podrían sentir como diferentes ya que muchos tienen distintos rasgos que no van de acuerdo a la “raza blanca” que Europa tiene, sin embargo, yo creo que la diversidad de rasgos y colores hacen mayor cultura a una región, porque de alguna forma la enriquecen, haciéndola única.

Existe también un hecho basado en una perspectiva occidental, que generaliza a los países de África y Medio Oriente como árabes y musulmanes, esto crea muchos problemas, pues una cosa muy distinta es la religión musulmana y otra es la etnia árabe, sin embargo, cabe recalcar la diferencia que no todos los países musulmanes son países árabes como Turquía o Irán. Además, en muchas ocasiones se vincula al terrorismo con los musulmanes y los árabes porque las ideologías occidentales los han catalogado como “peligrosos” y responsables de “sembrar terror” entre la sociedad.

 

Construcción de los diferentes conceptos de Medio Oriente y África

Davison en su artículo “Where is the Middle East?”, menciona que cuando Eisenhower era presidente de Estados Unidos, su secretario de Estado, el Sr. Dulles, proporcionó una definición geográfica de lo que para él era Medio Oriente, “área comprendida entre Libia en el oeste, Pakistán en el este, Turquía en el norte y la Península Arábiga en el sur, añadiendo también a Sudán y a Etiopía”. Además, agregó que el Oriente Medio y el Cercano Oriente eran lo mismo. Esta descripción, más tarde, se reformuló como: “Área que comprendía Egipto, Siria, Israel, Jordania, Líbano, Iraq, Arabia Saudita y los jeques del Golfo Pérsico.” Asimismo, en el artículo también se comenta que un arqueólogo inglés de nombre Hoghart, definió geográficamente a Cercano Oriente como, “zona que abarca Albania, Montenegro, Sur de Serbia y Bulgaria, Grecia, Egipto, las tierras asiáticas que alguna vez formaron parte del imperio Otomano y un poco de Irán.”

Winston Churchill, primer ministro británico en 1939, definió que el Cercano Oriente refería a los países de Egipto, la región del Levante, Siria y Turquía, de la misma forma, el Medio Oriente incluía a Persia y a Irak, y por último el Lejano Oriente comprendía a India, Birmania, China y Japón, no obstante, se dio por perdido el término Cercano Oriente ya que fue considerado anticuado.

Estas definiciones, es posible verlas como atributos geográficos, ya que solo se habla de la geografía de los países, muchos autores están de acuerdo con varios países, mientras que otros prefieren no incluir a ciertos países. Si bien, es bueno saber que se habla solo de académicos con visión occidental, pues de la misma forma, también los musulmanes dividen el Medio Oriente como el mundo islámico, en donde se incluyen países dónde solo profesan la religión del Islam, asimismo, los árabes solo incluyen dentro del grupo de países árabes a quienes puramente tienen el origen étnico árabe.

Mazrui, describe que África se clasifica de acuerdo a tres definiciones según los europeos; la racial, la continental y la de poder. La primera alude acerca de que África es un país multicolor, ya que no solo existe raza blanca sino también hay raza negra. De hecho, esta última tomó por sorpresa a los europeos cuando la descubrieron y decidieron nombrar a África como el “continente negro”. La definición continental hace énfasis a todos los países africanos que se encuentran dentro de los límites continentales, incluidas las islas. Por el contrario, la definición de poder excluye a los países dentro del continente que siguen bajo control de alguna otra influencia extranjera.

Ciertamente, cuando se hace referencia a África, se considera el concepto continental porque se piensa en todos los países que forman parte de él, sin embargo, en África existe el vínculo entre el mundo islámico y el mundo árabe, ya que muchos países que se encuentran dentro del continente africano, también son parte de estos dos “mundos”, creando una dualidad basada en la perspectiva que se quiera ver; tanto si se quiere dar un enfoque desde el mundo árabe o el mundo islámico, o simplemente si se quiere visualizar como continente. Aunque es un hecho afirmar que la definición geográfica limita a África hasta el Canal de Suez, pues ya pasando el Canal se llega a lo que se conoce como Medio Oriente.

 

Conclusión

Los conceptos de estas regiones son meramente geográficas, culturales, étnicas religiosas o simplemente basados en “intereses”, esto hace que se vuelvan complicadas para determinar un concepto claro. De esta manera, no existe realmente una definición en la que la mayoría de los autores esté de acuerdo. Es cuestión de darle un enfoque o cierta perspectiva. Sin embargo, existen vínculos entre Medio Oriente y África; la religión islámica y la etnia y lengua árabe, en la que ambas regiones comparten características. Europa ha influenciado con su visión para darles una construcción conceptual a las zonas de Medio Oriente y África, es por eso que su papel, es esencial para comprender que representan dichos territorios desde una percepción occidental.

 

Bibliografía

  • Barbour, N. (1962). Influencia británica en el Oriente Medio (1839-1962). Revista de Política Internacional, Nº 62, ISSN 0034-8716. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2495502.
  • Davison, R.H. Where Is the Middle East? Foreign Affairs, vol. 38, no. 4, 1960, pp. 665–675. JSTOR, www.jstor.org/stable/20029452
  • Laciner, S. (2006). Is there a place Called the Middle East? Academia Edu, https://www.academia.edu/34362760/Is_There_a_Place_Called_the_Middle_East_
  • Mazrui, A.  Where is Africa?. (1986), The Africans: A Triple Heritage (pp. 23-40). Boston, USA: Little Boston and Company

 

Autora

Ángela Martínez De la Garma: Lic. en Relaciones Internacionales por la Universidad Anáhuac Querétaro, México.

2022 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
X