• Registrarme
  • No products in the cart.

Economía Circular: el nuevo paradigma

Por Yesica Barotto

Hace algunos breves años, ha surgido en un contexto de crisis climática, un nuevo paradigma que invoca a las economías a cambiar su enfoque lineal, para convertirlo en más bien circular. De esta manera, se alude a lo que se conoce como Economía Circular. Esta surge como marco de ejecución para adaptar nuevos y mejores hábitos en el día a día. En otras palabras, se trataría de un nuevo modelo de negocio.

¿Qué es la Economía Circular?

De hecho, existe una organismo que sustenta a esta nueva metodología de vivir: la Fundación para la Economía Circular que nace en Madrid en el año 2002, que busca promover como objetivo un crecimiento poblacional organizado, inteligente y sobre todo sostenible. Esta institución de hecho ha establecido múltiples principios sobre los cuales se funda toda Economía Circular, entre ellos se encuentran:

  • La eco-concepción: que implica los impactos medioambientales que tiene un producto a lo largo de su ciclo de vida.
  • La ecología industrial y territorial: basada en el modo de organización que tienen las industrias, y que implican una optimización de los stocks, como así también de las materias primas, y la energía.
  • La economía de la “funcionalidad”: en este caso se refiere a privilegiar un nuevo uso frente a una posesión que es nula, es decir que no se le está dando una función nuevamente.
  • El segundo uso: siguiendo con el punto anterior, el objetivo de una EC es que un material pueda volver a ser reintroducido en el circuito económico.
  • La reutilización: implica lo que se dijo anteriormente, sumado a que si existen parten del mismo que aún funcionan utilizarlos para la elaboración de un nuevo producto o reparar otro que se ha dañado.
  • La reparación: es encontrarle una segunda vida a los productos que están estropeados, con partes de otros que también lo están pero que algunas cosas aún funcionan.
  • El reciclaje: significa aprovechar al máximo los materiales que se encuentran en aquello que muchos denominan como “basura”, pero que en realidad muchas veces son nuevos materiales para la construcción de otros.
  • La valorización: aquí hace referencia a que en caso de no poder reciclarse un producto, busquemos la manera de aprovecharlo en otro uso.

En palabras de la Fundación de Economía Circular: “La economía circular es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad, y cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía,…) se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos”.

Fuente:(FEC)

 

Por consiguiente, este tipo de práctica economía adopta una perspectiva de pensamiento sistemática, es decir en los diferentes ámbitos desde que se elabora hasta que se consume un producto, pasando por los diferentes procesos de una empresa o industria, hasta estar en manos de las personas y el medio ambiente. Para ello se integran los necesarios procesos técnicos y biológicos para hacer de ella una herramienta de mitigación para el cambio climático.

En síntesis, la EC es un gran desafío para la gestión de diferentes organizaciones e instituciones tanto empresariales como también políticas y de gobierno. De hecho se la conoce como la forma que mejor puede lograr encarar las relaciones entre el medio ambiente, las empresas, los consumidores, y los organismos públicos que regulan los precios, pues es una herramienta potencial para no solo la economía global sino también para establecer un desarrollo sostenible, en el que no ponga en peligro la vida de las generaciones futuras.

De acuerdo a un relevamiento realizado por la consultora Kearney en 150 diferentes tipos de compañías a nivel global, se pudo acreditar que en aquellas que adoptaron modelos de negocios de EC, se reportó un aumento de ingresos del 32%, un 38% en el ahorro de costes, y un  70% de incremento en el reconocimiento de marca.

Por consiguiente, es indispensable que se comience a implementar esta transición de un modelo a otro, (de la lineal tradicional a la economía circular) puesto que ello llevará un largo periodo de tiempo hasta que se consigue establecerse por completo, en un contexto en donde las consecuencias del cambio climático ya están sucediendo. Empero para ello es menester llevar a cabo políticas públicas, además de educación ambiental, y un gran apoyo de los mercados financieros.

¿Qué sucede en el mundo?

En el mundo, existen diferentes legislaciones y metas con respecto a cada país en cuanto a EC. En el caso de los Países Bajos, han implementado como objetivo al año 2050 tener una economía completamente circular. Actualmente trabajan desde cinco ejes, obteniendo como resultado un reciclaje del 50%: legislación, incentivos comerciales, financiación, conocimiento e innovación, y cooperación internacional. Incluso Amsterdam ha sido premiada en varias ocasiones por ser la ciudad más sostenible.

Fuente: (You Know! Boat Sorrento)

En Italia, el gobierno ha decidido aportar presupuesto para la creación de un fondo de inversión publico quepruemuevan y sustenten proyectos innovadores en temáticas de sostenibilidad, economía circular, turismo sostenible, descarbonización, y mitigación del cambio climático. Además el hecho de que el 100% del aluminio producido proviene de materiales reciclados, ubica al país como uno de los mejores dentro de Europa en lo que refiere a la EC.

Si nos adentramos hacia lo que respecta a América Latina, nos topamos con que por ejemplo en Argentina, desde el órgano estatal una Mesa Técnica de Trabajo de Economía Circular con el objetivo de identificar mecanismos para promover la recuperación de los residuos que se generan en el país, en ella forman parte el Ministerio de Ambiente, Ministerio de Desarrollo Productivo y el de Desarrollo social, a ello se suman industrias de papel, cartón, chatarra, plástico, vidrio, caucho y mercurio. Por otra parte en Brasil se está llevando a cabo un interesante proyecto denominado “Family Biowater” el cual permite la reutilización de las aguas grises domésticas para fines agrícolas. La propuesta deviene desde el sector privado, y se destaca como un ingenioso ejemplo de EC que combina la protección del medio ambiente y garantiza las condiciones de salud e higiene.

Bibliografía:

2022 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
X