• Registrarme
  • No products in the cart.

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas: presentación y desafíos

A propósito del cierre de la 40° sesión del Consejo de Derechos Humanos  (CDH) en Ginebra el pasado 22 de Marzo, cabe mencionar el trabajo de este organismo de Naciones Unidas, qué papel cumplió Argentina en las pasadas reuniones y cuestionar la forma en la que enfrenta los distintos desafíos en la actualidad.

 

¿Cómo funciona el órgano?

El Consejo de Derechos Humanos es un organismo intergubernamental de las Naciones Unidas encargado de fortalecer la promoción y protección de derechos humanos en todo el mundo para hacer frente a situaciones de violaciones de los derechos humanos y formular recomendaciones sobre ellos. Tiene la capacidad de discutir todas las cuestiones relativas a los derechos humanos y situaciones que requieren su atención durante todo el año. Se reúne en la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra.

El Consejo está compuesto por 47 Estados Miembros de las Naciones Unidas que son elegidos por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El Consejo tiene no menos de tres períodos ordinarios de sesiones por año, para un total de al menos 10 semanas. Se llevan a cabo en marzo, junio y septiembre.  Se celebran también sesiones extraordinarias si un tercio de los Estados miembros lo solicita.

Temas como la pena de muerte, tortura, derechos del niño, personas con discapacidad, por mencionar algunos, son temas corrientes a debatir en sus reuniones.

 

¿En qué consisten las sesiones?

El último período de sesiones inició el 25 de febrero. Se presenta en primer lugar la agenda de los distintos temas a tratar, las fechas, se lee el Reporte del Consejo sobre la sesión a iniciar y el Reporte anual por la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Hago un paréntesis aquí para resaltar que este último rol está al mando en la actualidad por una mujer latinoamericana, del país vecino Chile, que es la señora Michelle Bachelet.

Durante las próximas reuniones, cada miembro y distintas organizaciones internacionales presentan informes de acuerdo con los temas a tratar pactados por la agenda.

La representación de las distintas regiones del Mundo, tanto en las bancas como en la mesa presidencial de las sesiones, permite un debate fructífero y diverso sobre las distintas cuestiones de violación de derechos humanos a escala mundial.

 

Argentina en el CDH

Argentina también lleva a cabo un papel relevante actualmente en el Consejo. En estos momentos Argentina es miembro del CDH. Carlos Mario Foradori, embajador de la Misión Argentina ante las Naciones Unidas en Ginebra, es de hecho uno de los vicepresidentes del Consejo en el 13° Ciclo de trabajo.

 

(Foradori asume la Vicepresidencia del 13° Ciclo del Consejo otorgada por el Director General de Naciones Unidas en Ginebra).

 

Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos de Naciones Unidas, presentó el día 25 de febrero el plan de política de derechos humanos del gobierno argentino. En este se destaca el trabajo llevado a cabo con el gobierno de Gran Bretaña relacionado con la guerra de Malvinas y el reconocimiento de los soldados bajo la leyenda “Soldado argentino solo conocido por Dios”, la continuación del proceso de “memoria, verdad y justicia” por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico-militar, y también se hizo mención sobre la AMIA y el compromiso para que todos los involucrados en el ataque terrorista sean juzgados.

 

Principales críticas al CDH

Muchos tachan al CDH de ser un órgano de escaza efectividad, y para ser sinceros no podemos contrarrestar dicha afirmación.

En una crítica realizada por un periodista argentino, por dar un ejemplo, se resaltó que en materia de derechos de LGTB se hace oídos sordos resaltando que una gran cantidad de los miembros parte del Consejo siguen hoy condenando a personas homosexuales, el lugar secundario que ocupan las mujeres en materia de derechos, entre otras.

El hecho de que no tengan ningún mecanismo concreto para hacer efectivo el respeto a los derechos humanos en el campo, nos hace pensar que es un organismo que no cumple una función enteramente efectiva en el ámbito de Naciones Unidas. De todas maneras, resulta un poco extremo considerar al CDH como un órgano que no cumple ninguna función.

Como resaltó el Secretario General de Naciones Unidas en la apertura del Consejo el 25 de febrero, los jóvenes, los pueblos indígenas, los migrantes y los refugiados están haciendo oír sus voces y reclamando el reconocimiento de los derechos humanos.

Cuando hablamos de derechos humanos y levantamos la mirada para realizar un examen general de la situación actual a nivel mundial, el panorama que se observa no es positivo. La existencia de una mesa en la que los Estados y otras organizaciones tengan la palabra para reportar situaciones reales de violación, criticarlas y debatirlas resulta un paso importante para revertir dicha imagen.

 

Desafíos que enfrentar

El Consejo de Derechos Humanos comenzó su labor con su creación allá por el año 2006, y forma parte de un grupo mayor de órganos dedicados a la promoción y defensa de los derechos humanos en el mundo bajo el ala del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Trabajar en un ambiente en que se presentan realidades de las más diversas, cartas de derechos que varían ampliamente según la región y donde las concepciones políticas, religiosas e ideológicas difieren resulta un desafío de gran escala para dicho órgano.

Podemos concluir que queda mucho por hacer, que si bien es un ambiente en el que se le da la palabra a las víctimas, es hora de condenar más a los violadores de los derechos humanos, de establecer armas más efectivas dando provecho a los informes que se presentan en este ámbito. Pero para esto también resulta fundamental la importante colaboración de los Estados (no solo aquellos que son miembros) en mecanismos que permitan desde su soberanía abordar dichas violaciones.

 

Bibliografía

 

Autora

Rosario Sferco: Estudiante de Derecho en la Universidad Nacional de Córdoba. Certificado en Derecho Transnacional por la Universidad de Ginebra, Suiza.

 

2022 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
X