• Registrarme
  • No products in the cart.

El rol de los gobiernos locales en el desarrollo sostenible

Si repasáramos la evolución de la vida sobre la tierra a lo largo de miles de millones de años descubriríamos que nunca existió algo como la sostenibilidad. Según un informe de la Agencia de Ambiente Europea (1997), el 99.9% de las especies que habitaron la tierra a lo largo de 4 mil millones de años de historia ya desaparecieron. Sin embargo, los escasos 300 mil años de vida humana están generando un impacto ecológico sin precedentes sobre el cual tenemos que actuar.

 

 

Las ciudades del futuro

Centrándonos en los últimos siglos, las ciudades han sido el centro de las actividades humanas, tendencia que se profundizó hace algunas décadas a partir de que una gran cantidad de personas se trasladaron desde sectores rurales a núcleos urbanos en busca de oportunidades para estudiar, trabajar o vivir. Según datos de Naciones Unidas (2018), aproximadamente el 55% de la población mundial vive actualmente en zonas urbanas, y se estima que para el año 2050 está cifra aumente a 68%.

La creciente concentración de personas en ciudades generará una mayor demanda de infraestructura urbana, entre ellos, provisión de servicios básicos, nuevas redes de transporte, mayores facilidades para la producción bienes y servicios, entre otros. Esta situación indefectiblemente nos lleva a preguntarnos por el paradigma sobre el que vamos a construir las ciudades del futuro, que habitarán millones de seres humanos altamente demandantes.

 

El desarrollo sostenible

Cualquier respuesta que pensemos necesita incluir los tres aspectos del desarrollo sustentable: el económico, el ecológico y el social. Es crucial pensar además sobre la forma en que se implementará este nuevo paradigma y revalorizar especialmente el rol de los gobiernos locales como agentes de cambio, los cuales frecuentemente pasan desapercibidos en el debate. Las administraciones locales son actores centrales en el paradigma del desarrollo sostenible por sus características, las cuales pueden sintetizarse en 3 puntos.

En primer lugar, los gobiernos locales mantienen cercanía con los principales actores de cambio, los ciudadanos. Esto permite un marco de cooperación palpable y efectivo, especialmente en lo que refiere a la transformación de la manera de consumir y producir. Además, las acciones para involucrar a la ciudadanía en proyectos, como, por ejemplo, limpieza en sectores de la ciudad, programas de reciclado, campañas de ahorro energético, promoción de veredas y parques verdes, entre otros, se tornan más realizables si el grado de cercanía y acompañamiento es más elevados evitando el pensamiento oportunista, el cambio lo puede hacer el otro.

Segundo, las administraciones locales pueden potenciar cooperación público-privada, es decir entre gobierno y empresas, y publico-público es decir entre diferentes niveles gubernamentales o regionales. Respecto al primero, en la medida de que el cambio de paradigma genere oportunidades económicas, los 3 aspectos centrales antes mencionados adquieren un nuevo punto de equilibrio. Por ejemplo, el proceso de reciclado de plásticos o papel permite cerrar el ciclo de vida del producto y generar oportunidades comerciales que a su vez impactan de manera positiva en la inclusión social. La presencia de gobiernos locales es fundamental considerando que estos nichos comerciales funcionan generalmente a escala local. Sumado a esto, la cooperación entre ciudades es clave para el intercambio de experiencias que regionalicen dicho proceso.

Por último, los gobiernos locales permiten una mayor rapidez de acción por su tamaño y su menor complejidad burocrática. La descentralización de la transformación permite a los gobiernos locales focalizar más rápidamente en las ventajas de la comunidad, apoyado en un conocimiento más preciso de las fortalezas y debilidades de la ciudad.

 

Conclusiones

El paradigma del desarrollo sustentable desde una perspectiva local requiere fortalecer algunos puntos débiles. Por un lado, necesita de una buena coordinación vertical entre niveles gubernamentales para generar legislación pertinente, así como establecer un marco de trabajo nacional y distribuir los recursos económicos necesarios. Por otro lado, es esencial evitar narrativas vacías que solamente pretendan ganar campañas electorales en lugar de lograr compromisos y transformaciones reales.

El desarrollo de nuevos espacios urbanos tiene que contar con los gobiernos locales como actores centrales de transformación, garantizando que el desarrollo satisfaga “las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas”, tal como lo plasmó el Informe Brundtland en 1987.

 

 

Bibliografía

  • Organización de Naciones Unidas (2018) “Las ciudades seguirán creciendo, sobre todo en los países en desarrollo”. Link: https://www.un.org/development/desa/es/news/population/2018-world-urbanization-prospects.html
  • Objetivos de Desarrollo Sostenibles – Organización de Naciones Unidas. Link https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/
  • Leguizamón Erica. “Ciudad Verde, imaginario colectivo en agenda”. Observatorio Conurbano.
  • Aguilar, Diego. (2019) ¿Juntos o separados hacia el desarrollo? Gobierno abierto y la construcción de capacidad estatal en los gobiernos locales del Perú, 2011-2014.
  • Gómez Gutiérrez, Carlos. El desarrollo sostenible: Conceptos básicos, alcance y criterios para su evaluación.
  • European Environment Agency (1997) Sustainable Development for Local Authorities. Approaches, Experiences and Sources.

 

Autor

Augusto Rolando: Licenciado en Relaciones Internacionales (UCC). Investigador académico sobre energías renovables. Licenciatario y coordinador de TEDxRafaela. Miembro del Área de Relaciones Internacionales de Córdoba Global. Especializado en temas políticos y sociales, tanto en el ámbito internacional como en el ámbito local.

2022 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
X