• Registrarme
  • No hay productos en el carrito.

Hacia un futuro sostenible: el primer pueblo solar argentino

En el marco del programa Pueblos Solares, el Gobierno de la Provincia de Jujuy, con el apoyo de diversas empresas, apuesta a las energías renovables con la inauguración de la Central Fotovoltaica Autónoma Olaroz Chico, el primero de nueve pueblos en abastecerse las 24 horas con energía solar.

 

 

Una propuesta renovable

El pasado 25 de enero de 2019, el Gobierno de la provincia de Jujuy junto a EJESA (Empresa de Energía Jujeña SA) y EJSEDSA (Empresa Jujeña de Sistemas Energéticos Dispersos SA), ambas participadas por el Grupo Naturgy, inauguró la Central Fotovoltaica Autónoma Olaroz Chico con baterías de ion-litio. Esta es la planta solar más grande de Latinoamérica, constituida por 430 paneles solares, los cuales abastecerán inicialmente al pueblo Olaroz Chico, en la provincia de Jujuy, las 24 hs., los 365 días del año. Este sería el primero de los nueve pueblos en cambiar su matriz energética entre el 2019 y el 2020, proyecto enmarcado en el programa Pueblos Solares.

Asimismo, durante la inauguración del respectivo proyecto, el gobernador jujeño Gerardo Morales se mostró orgulloso con los avances, haciendo referencia a la Pachamama y al cuidado del medioambiente. Además, señaló que dentro de esta iniciativa se ven aprovechados dos de los recursos más importantes que tiene la región: el sol, con un registro anual de tres mil horas de radiación solar en el norte de la provincia, y el litio.

 

La puna jujeña

A 270 kilómetros de la ciudad de San Salvador de Jujuy, capital de la provincia argentina de Jujuy, y a 60 kilómetros de la frontera con el vecino país Chile, se encuentra Olaroz Chico, un pueblo de la puna jujeña ubicado en el departamento de Susques. Este cuenta con aproximadamente 183 habitantes (INDEC, 2001) y se encuentra a 4165 metros sobre el nivel del mar.

La provincia de Jujuy posee una de las principales reservas naturales de litio y una de las mayores irradiaciones solares en el mundo, recursos actualmente aprovechados para generar energía limpia y renovable. La preocupación de sus habitantes ha sido siempre la utilización responsable de estos y una exigencia para que constituyan un beneficio para la comunidad.

Previo a este cambio energético, el pueblo gozaba únicamente de 10 horas de energía eléctrica al día a través de un grupo electrógeno que funcionaba a gasoil, el cual era muy contaminante y provocaba disturbios sonoros. Este proyecto le ofrece a la comunidad un importante beneficio sostenible a largo plazo en términos económicos y ambientales.

 

El “oro” blanco

Como ha sido mencionado anteriormente, la provincia de Jujuy posee una de las reservas de carbonato de litio más grandes del mundo. Este recurso es extraído por la empresa estatal Sales de Jujuy, un emprendimiento minero fundado en 2010, el cual extrae aproximadamente 37.500 toneladas de litio al año, cada una de ellas valuada en US$ 10 mil. En esta actividad también participan Orocobre Limited, empresa de minerales industriales, Toyota Tususho Corporation (TTC), sociedad mercantil japonesa y Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (JEMSE), empresa minera del gobierno provincial.

El litio, considerado el “oro” blanco, es el metal más liviano de la tabla periódica. Descubierto en 1817, ha formado parte de la revolución micro-electromecánica como un componente fundamental para el desarrollo de baterías de dispositivos móviles, como notebooks, tablets y celulares. Actualmente, Argentina es el tercer país que más extrae este mineral después de Australia y Chile.

Asimismo, durante la inauguración del parque solar Olaroz, el gobernador jujeño expresó su deseo de comenzar a ensamblar baterías de litio en Argentina, lo que significaría un gran paso para la soberanía energética del país.

 

Conclusiones

Apostar a un cambio de matriz energética en estos tiempos de crisis climática es apostar a la prosperidad de las futuras generaciones, y si bien este tipo de transformaciones demandan tiempo y dinero, es considerable la cantidad de cambios desencadenados por estas iniciativas, como la obtención de múltiples beneficios para una comunidad sumamente disminuida como la de Olaroz Chico, la generación de puestos de trabajo en la puna jujeña y el consenso del Estado y la población para dar el primer paso hacia un futuro sostenible.

Se espera que, en los próximos años, Argentina, aprovechando la luz del sol, el movimiento del agua y la fuerza del viento, pueda generar suficiente energía como para abastecer a todo el país, promoviendo así el cuidado del medioambiente y el correcto uso de nuestros recursos naturales.

 

Bibliografía

 

Autora

Eugenia Casas: Estudiante de la Licenciatura en Relaciones Internacionales y Ciencia Política en la Universidad Católica de Córdoba. Interesada en medioambiente, cultura y geopolítica latinoamericana.

 

 

 

Este escrito fue seleccionado por Córdoba Global en el marco de la 1° edición del concurso de artículos “Pensando al mundo”: Mención especial de la Categoría Ambiente.

 

2022 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
X