• Registrarme
  • No hay productos en el carrito.

La estrategia china para el liderazgo en 5G

China desea ser autosuficiente en materia de tecnología y el país más innovador del mundo para 2035. En el proceso, buscará arrebatarle la hegemonía tecnológica a EE. UU.

 

Introducción

En 2021 las redes 5G son una realidad y traen cambios significativos para la economía y para la sociedad. Dichos cambios están vinculados con la conectividad basada en redes de alta velocidad, la expansión de la economía digital, el internet de las cosas y el uso de la inteligencia artificial, entre otras. Ante esto, la implementación del 5G está generando una competencia entre los países líderes en innovación tecnológica (Mariani y Bertolini, 2019). Hoy, el crecimiento veloz de la industria 5G de China desafía la posición dominante de los EE. UU. en innovación tecnológica. Asimismo, Beijing y Washington también se encuentran inmersos en una rivalidad por el apoyo y la infraestructura de otros países, buscando así obtener ventajas tecnológicas, económicas y de seguridad para sí mismos (Segev, Ella y Orion, 2019).

En este artículo se describirá y analizará la estrategia del Partido Comunista Chino (PCCh) para convertir al gigante asiático en el líder tecnológico global para la próxima década.

 

China 2035

Foto de Christian Lue Unsplash

El PCCh ha marcado una hoja de ruta con la cual aspiran a que el país se convierta en el más innovador del mundo en poco tiempo. El objetivo es lograr la autosuficiencia en tecnología y pasar a ser la nación más innovadora del mundo para el año 2035 (Xataka, 30 octubre 2020). El asunto se planteó como una necesidad estratégica y económica, y se recordó que los Estados Unidos mantienen un cierto veto al país y sus productos. La declaración de intenciones se realizó luego de la reunión del Comité del partido, donde se discutió el próximo plan quinquenal de China (Xataka, 30 octubre 2020). Así, este es uno más de los esfuerzos del país con el fin de preparar el terreno para el despliegue de la tecnología móvil de quinta generación (5G) china.

Beijing determinó desde un inicio que tenía que desempeñar un papel importante en el despliegue del 5G, los funcionarios que supervisan la industria de la tecnología y las empresas clave se establecieron hace una década para garantizar que el país fuera un gran jugador en el 5G (Triolo, 2020). Los burócratas del partido perciben que mediante el dominio de esta tecnología, China se convertirá en el actor primordial en la infraestructura que sustentará la próxima generación de Internet. En resumen, Beijing quiere demostrar la capacidad del país para liderar la construcción de las redes 5G, dándole a sus empresas y al gobierno un papel más importante en la forma en que se construirá y se gestionará la nueva economía digital (Triolo, 2020).

 

Huawei

Photo by Omid Armin on Unsplash

Huawei es una de las empresas más importantes para los deseos de los funcionarios chinos.  Por este motivo, se implementó una estrategia, basada en subsidios, restricciones y planificación centralizada, que se propuso generar gigantes tecnológicos, líderes en el sector de las telecomunicaciones y tecnologías 5G. Este liderazgo se observa por lo general en los mercados extranjeros, sobre todo en economías emergentes. De esta manera, gracias a su ventaja comparativa debido a los bajos precios, empresas como Huawei se encuentran entre las mejores para construir y operar tecnología 5G a nivel mundial (Mariani y Bertolini, 2019). Asimismo, esta situación impone una feroz competencia a las principales empresas de telecomunicaciones occidentales en una industria considerada estratégica para el liderazgo global durante las próximas décadas.

En la construcción de las redes 5G hay dos fases, una definida como “no independiente” y otra definida como “completamente independiente” (Triolo, 2020). La primera se basa en mejorar las capacidades de las redes 4G existentes, mejorando la banda ancha móvil, brindando velocidades de datos más rápidas y un mejor rendimiento de la red en ciudades y otras áreas urbanizadas. La segunda incluirá dos características revolucionarias además de velocidades de datos más rápidas: “comunicaciones ultra confiables y de baja latencia y comunicaciones masivas de máquina a máquina para aplicaciones que involucran el Internet de las cosas.” (Triolo, 2020). Esta última es el pilar central de la estrategia de Beijing.

Los equipos Huawei han jugado un papel crucial en el despliegue de las infraestructuras 5G en casi el 30% de los equipos de telecomunicaciones de quinta generación utilizados en todo el mundo (Mariani y Bertolini, 2019). Así, las ventajas de este éxito son dos, primero, el éxito en las grandes redes de China demostrará que el enfoque de baja frecuencia favorecido por sus empresas puede ofrecer rendimiento. Esto proporciona una ventaja a dichas empresas en la promoción de la fase “no independiente”, en lugares donde es probable que se tarde mucho más en pasar a 5G “completamente independiente” (Triolo, 2020). Estos lugares pueden ser Oriente Medio, África, el sudeste asiático y América Latina. El segundo éxito es el despliegue a nivel nacional de 5G independiente en China, ya que permitirá el uso generalizado de aplicaciones de internet de las cosas, ciudades inteligentes, big data e inteligencia artificial, sin depender de la tecnología de ninguna otra potencia (Triolo, 2020).

 

Conclusión

El propósito de este artículo fue indagar la estrategia de China para dominar la infraestructura de las redes de telecomunicaciones 5G en el marco de una nueva economía digital. Beijing desea convertirse en la nación más innovadora del mundo, además de lograr la autosuficiencia tecnológica. Para esto Huawei es clave para los deseos del liderazgo chino, casi el 30% de los equipos de telecomunicaciones de quinta generación utilizados en todo el mundo tienen participación de Huawei. Ante esto, EEUU ve amenazada su hegemonía como potencia en innovación tecnológica, percibiendo a China y a sus empresas como facilitadoras de espionaje para los servicios de inteligencia chinos.

 

Bibliografía

  •   Segev, Ella y Orion, Hiddai, Doron y Assaf (2019). «My Way or the Huawei?: The United States-China Race for 5G Dominance», Institute for National Security Studies. Recuperado de: http://www.jstor.com/stable/resrep19478

 

Autor

Lautaro Bermúdez: Tesista de la Lic. en Relaciones Internacionales por UNSAM, con un interés especifico en ciberpolítica, seguridad internacional y nuevas tecnologías.

2022 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
X