• Registrarme
  • No hay productos en el carrito.

La geoestrategía de la OTAN en Escandinavia

Por Lorena Britos

El avance de la OTAN desde que la Guerra Fría termino demuestra que  la guerra de ideología no ha acabado y hoy en está cerca de completar el tablero europea con la consolidación de su geoestrategía  en la zona escandinava.

OTAN y su geoestrategía

La Organización del Tratado del Atlántico Norte se forma en 1949 después de la Segunda Guerra Mundial y con el comienzo de la Guerra Fría; con el fin de detener la expansión del comunismo en el mundo. Es decir, para evitar la expansión de la URSS, en ese entonces, para reavivar el nacionalismo militar con una fuerte presencia norteamericana y promover una política europea de integración. Siendo la organización una alianza político-militar que establece en su art. 5 que “cualquier ataque armado a un Estado miembro (…) sería considerado un ataque a todas las naciones parte del tratado”.

Es así, que durante la Guerra Fría, la organización internacional fue la encargada de mantener los valores occidentales de democracia y capitalismo en contra de los valores comunistas que buscaba expandir la URSS. Con la caída del muro de Berlín, continuando con la disolución de la URSS se da fin a la Guerra Fría y se establece lo que el mundo entendió como el triunfo de Occidente, quedando la OTAN, UE y las instituciones surgidas del acuerdo Bretton Woods, como las instituciones líderes que promueven dichos valores.

Si bien en los libros de historia se enseña que a partir de 1989, se da fin a la lucha de ideologías entre Occidente- Oriente, se puede ver hoy en día cómo la misma sigue latente. En febrero del presente año Rusia avanzó sobre territorio Ucraniano para continuar así la acción militar que había iniciado en 2014, con la anexión de la península de Crimea y la promoción de milicias pro-rusas en la región del Donbas. La razón de ello fue la continua expansión de la OTAN hacia territorios de Europa del Este desde el fin de la Guerra Fría. La búsqueda de influencia en territorios geográficamente estratégicos no ha acabado con la guerra fría para ninguno de los dos bandos. Es así que el mapa de la OTAN muestra una gran expansión desde el inicio con 12 miembros (hoy en día 30 más Suecia y Finalandia), y los intentos rusos por evitar el avance de la misma.

La geoestrategía en Escandinavia

Hace casi una semana la OTAN dio un gran paso en Bruselas para la incorporación de Suecia y Finlandia. El ingreso de ambos países demuestra un triunfo total de los valores Occidentales en la zona de Escandinavia, si bien ya ambos países habían demostrado su apoyo a los mismos con el ingreso a la Unión Europea, es este punto demuestran el apoyo total al dejar de lado la neutralidad que los caracteriza. Permitiendo de ésta manera el avance a una zona de gran valor estratégico.

Por un lado tenemos a Suecia, país que posee la isla más grande e importante del Báltico; Gotlands. Mar donde Rusia construyó un gasoducto para abastecer a Alemania, cuya inauguración quedó en stand by desde la invasión a Ucrania. Por lo cual no sólo es un mar muy importante para la actividad económica de Rusia; sino que también deja al Kaliningrado, el pequeño tapón de Rusia en el Báltico, rodeado por la OTAN. Por otro lado tenemos a Finlandia, país que comparte 1300km de frontera con Rusia, y ya en la Segunda Guerra mundial Helsinki demostró su importancia geográfica en la “Guerra de invierno”.

Conclusión

Se puede observar claramente, a través del análisis de los hechos desde el fin de la Guerra Fría hasta hoy en día, que la lucha de ideologías que creíamos dejar atrás en la caída del muro en 1989 nunca acabo y la intención de mantener influencia en zonas estratégicas no ha acabado. Hoy en día Occidente a través de la OTAN está a punto de incorporar un cinturón en el Báltico que no sólo rodea y presiona a Rusia desde Occidente, sino que también permite una asistencia más rápida a los miembros de la organización del Báltico, Estonia, Lituania y Letonia. Terminando de cubrir la zona Norte que les faltaba, la incorporación total de los países escandinavos, y dando un triunfo más a la adhesión de los valores occidentales con su geoestrategía.

 

Autora

Lic. Lorena Britos. Licenciada en Relaciones Internacionales. Interesada en la investigación, análisis de política internacional y geopolítica.

www.linkedin.com/in/lorena-britos-733029154

2022 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
X