fbpx
  • Registrarme
  • No hay productos en el carrito.

Políticas energéticas en América Latina

La matriz de producción de energía eléctrica de los países latinoamericanos se basa en diferente medida,  en fuentes de energía fósil.  El vaivén de precios y de disponibilidad de esa energía a nivel mundial genera un escenario de alta vulnerabilidad para el crecimiento seguro de la región en general,  y de Argentina en particular.  Este interés en el desarrollo de energías renovables creció fuertemente en la agenda global, y entonces los países latinoamericanos están diseñando  leyes y políticas públicas para concretar  objetivos en este sentido.  Pero…¿Cómo es la situación actual en la región?.

Situación de Argentina y su política energética actual

Argentina es el 8°país más grande del planeta en términos de territorio,  con 2,8 millones de km2, y ocupa el tercer lugar por el tamaño de su economía en América Latina con 500 mil millones de USD. Su población es de 43 millones de personas y se posiciona como el 4° país de la región. Sus innumerables recursos permiten tener materia prima para la producción de energías renovables, por ejemplo, viento apropiado en la zona de Bahía Blanca para la generación de energía eólica,  o residuos orgánicos para la biomasa en Córdoba y Corrientes.

El desarrollo de centrales térmicas que combustionan gas o fuel oíl responde a una práctica  del siglo pasado, cuando la conciencia ambiental casi no existía y estaba muy supeditada a la eficiencia de producción energética.  En la búsqueda de un nuevo paradigma de desarrollo energético nacional surge el programa RenovAr, un plan de la Nación que tiene como objetivo el desarrollo de energías renovables para producir electricidad entre 2015 y 2025.

 

Antecedentes del Programa RenovAr

Encontramos el primer antecedente en la Ley N° 26.190,  sancionada durante el primer mandato de Néstor Kirchner. A pesar de que ya anteriormente se había legislado sobre renovables y eficiencia energética, esta ley fue la que declaró de interés nacional la generación de energía  por fuentes limpias. Fue promulgada en diciembre de 2006 y estableció como objetivo principal, lograr la contribución al sistema eléctrico  nacional del 8% de energía proveniente de fuentes renovables hasta el 2016 (en 10 años desde ese momento). Además, estableció incentivar la inversión y el desarrollo nacional de conocimiento científico de esta materia. Sin embargo, el progreso de renovables no fue prioridad de gestión hasta el mes de octubre del año 2015,  cuando se promulgó una nueva ley energética,  la N° 27.191, que modificó la Ley 26.190.  La nueva legislación extendió el logro del objetivo del 8% de energía eléctrica proveniente de fuente limpias hasta diciembre de 2017.  Agregó, además, un segundo objetivo que consistía en alcanzar el 20% de esa fuente energética para 2025.  El programa actual se desarrolla bajo ese marco legal.

 

¿Pudimos lograr el objetivo establecido?

No hemos alcanzando el objetivo previsto para fines de este 2017.  Sin embargo, el progreso es notorio.  El programa ha tenido dos rondas licitatorias (1 y 1.5),  y en noviembre de 2017 se lanzará la tercera. En las rondas ya concretadas se adjudicaron 59 proyectos energéticos que representan el 2% de la matriz de energía eléctrica nacional. Para alcanzar el objetivo previsto necesitaríamos cuadruplicar lo logrado hasta la actualidad en los meses venideros, pero no hay posibilidad de lograrlo. El cuadro titulado  “Metas Nacionales de Energías Renovables” muestra la situación a fines del año 2016 y determina la evolución que deberíamos tener para alcanzar el objetivo establecido hasta 2025.  Reconocemos que el objetivo es sumamente ambicioso y requiere una política de estado que sea capaz de mantenerse por varias décadas.

 

Políticas energéticas de otros países de América Latina

En noviembre de 2017 el gobierno de Colombia anunció el lanzamiento de la primera subasta para la contratación de energía renovable, en cuanto se termine de elaborar y definir el mecanismo de licitaciones a mediano y largo plazo.  El pasado mes de octubre el presidente de Paraguay decidió vetar la ley para el desarrollo de energías renovables. Sin embargo, es importante mencionar que Paraguay es el país con la matriz de energía eléctrica más limpia de la región, ya que el 76% de la energía utilizada proviene de la central hidroeléctrica  Itaipú y otro 13% de la central hidroeléctrica de Yacyretá.

En el caso de Brasil, el “Plan Decenal de Expansión de Energía” busca aumentar la capacidad de producción de energías renovables en un 10% anual. El país se provee de energía eléctrica por fuentes hidroeléctricas en un 60%, y, frente al cambio climático y los cambios geográficos,  busca formas más seguras de abastecimiento. El programa brasileño se desarrolla en conjunto con el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) mediante créditos de largo plazo a empresas energéticas.

El caso más paradigmático quizá sea el uruguayo,  con el Programa Política Energética Uruguay 2005-2030.  El gobierno se comprometió a trabajar por una matriz de energía eléctrica a 25 años. Para este año 2017, el 96% de la producción de electricidad proviene de fuentes libres de emisiones. Se discriminan en: 63% origen hidráulico, 25% eólico, y 7 % biomásico.  El gobierno uruguayo pretende aumentar el desarrollo de energía eólica por encima del 30% y así aminorar su dependencia de la energía hidroeléctrica, la cual puede peligrar por el cambio climático de las próximas décadas.

Por otro lado,  la  “Agenda de Energía”  de Chile, que surgió en mayo de 2016, es una hoja de ruta hasta 2050 que busca desarrollar especialmente energía solar y eólica.  Su ambicioso objetivo consiste en  lograr el 70% del suministro de electricidad a partir de fuentes limpias hasta esa fecha, lo que situaría al país andino a la vanguardia mundial en la materia.

¿Cómo funciona el mercado de la energía eléctrica de fuentes renovables?

Casi todos los programas energéticos de la región se basan en la producción de la misma en forma privada y Argentina no es la excepción.  El sistema eléctrico mayorista argentino se trata de una especie de “subasta”,  en donde cada empresa productora, autorizada previamente para hacerlo, ofrece electricidad  medida  en Megavatios.  El gobierno de turno llama a licitaciones por una cierta cantidad de Megavatios y fija un precio máximo que pagará por esa energía.

Continuando con nuestro país, el precio ofrecido por las empresas energéticas en el plan RenovAr últimamente estuvo por debajo de lo fijado por el gobierno, y ésa es una buena noticia,  ya que hace más rápido y atractivo el interés por concretar  inversiones y lograr así el desarrollo adecuado en energías limpias y renovables.   En Chile, por ejemplo, el costo de producción  es notoriamente bajo y esto genera niveles de rentabilidad muy interesantes para los inversores.  

Las licitaciones del plan RenovAr buscan inversores nacionales e internacionales que compiten en las rondas licitatorias y otorgan beneficios fiscales a quienes utilicen productos o tecnología nacional.  Así, las centrales que ganen las licitaciones tienen un tiempo estimado para la construcción de las centrales y comenzar a aportar al Sistema Argentino de Interconexión (SADI),  que es la línea de alta y media tensión que distribuye la energía eléctrica por todo el país.

Conclusión

Las políticas públicas y la legislación de los países latinoamericanos en pos de incrementar la producción de energía a partir de fuentes de energía renovables,   se han acrecentado notoriamente en la última década.  

Esta es nuestra oportunidad como  país para integrarnos a una nueva cultura energética, aprovechando las potencialidades naturales de la región,  y para   posicionarnos como referentes mundiales de tecnología y conocimiento, que sin dudas serán de trascendencia global en las próximas décadas.

Bibliografía

  • Energía Estratégica. (energiaestrategica.com)
  • Ley 26.190 – Energías Renovables (2006)
  • Ley 20.191 – Energías Renovables (2015)
  • Las energías Renovables en la Argentina. Un nuevo panorama. CERES – Univ. De Belgrano. 2017
  • Iabd.org (Banco Interamericano de Desarrollo)
  • chilerenovables.cl
  • CAMMESA. Compañía administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (portalweb.cammesa.com)
  • Renovar de Julio 2016. – Plan de Energías Renovables. Ministerio de Energía y Minería. (https://goo.gl/NZr583)
2021 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
X