• Registrarme
  • No hay productos en el carrito.

Revisando el conflicto del País Vasco: el Euskadi Ta Askatasuna

Euskadi Ta Askatasuna, o mejor conocido como ETA, es una organización terrorista fundada el 31 de julio de 1959 en Bilbao. Nació de una agrupación estudiantil universitaria denominada “Ekin”. Esta última tenía una raíz nacionalista, revolucionaria y socialista, y se dedicaba a organizar charlas clandestinas sobre euskera e historia, todo enmarcado en el contexto de la fase final del régimen franquista.

 

 

ETA: sus orígenes y su ideología llevada a la acción

Los miembros de ETA no se ven como un conjunto de extremistas, sino como una entidad que conforma una ideología diferente a la del  Partido Nacionalista Vasco (PNV); una alternativa que presenta “cuatro pilares básicos: la defensa del euskera, el etnicismo (como fase superadora del racismo), el antiespañolismo y la independencia de los territorios que, según reivindican, pertenecen a Euskadi (País Vasco): Álava, Vizcaya, Guipúzcoa, Navarra (en España), Lapurdi, Baja Navarra y Zuberoa (en Francia)” (Aparicio, 2009).

La organización terrorista ETA no está sola en su lucha por la independencia de Euskal Herria (País del euskera). Diversos colectivos con fines  legales contribuyen a su financiación, constituyen canales de difusión de sus mensajes e ideología, sirven de apoyo a los presos de la banda, reclutan y adiestran nuevos activistas y actúan como interlocutores políticos.

Inicialmente, el movimiento alza su voz con acciones inofensivas como pintadas con el slogan de “Gora Euskadi”, que significa “Viva Euskadi”, pero comienza a tomar fuerza cuando intenta realizar su primer atentado en 1961: el descarrilamiento del tren que transportaba a voluntarios franquistas hacia San Sebastián. Más tarde llevan a cabo lo que sería la consolidación del movimiento, la Asamblea I, celebrada en el monasterio benedictino de Nuestra Señora de Belloc de Urt (Francia) en mayo de 1962. Allí se reafirma un ideario basado en: la independencia del País Vasco, la definición de ETA como Movimiento Revolucionario Vasco de Liberación Nacional, la defensa del euskera como definición de la identidad nacional vasca, la defensa de la democracia representativa, con rechazo de fascismo y comunismo, y por último, la defensa de la aconfesionalidad del Estado, rompiendo con el catolicismo del nacionalismo vasco tradicional. No obstante, no es hasta 1968 cuando este grupo se lanza de manera directa recurriendo a la acción violenta: dos etarras (adjetivo que se le adjudica a los pertenecientes a esta organización) balean a un guardia civil que estaba de control en una de las carreteras de Guipúzcoa. Poco tiempo después tirotearon a Melitón Manzanas, miembro del régimen franquista acusado de ser torturador.

La organización terrorista consiguió en sus principios, financiarse mediante atracos a entidades bancarias, esto fue abandonando progresivamente para centrarse en los secuestros y la extorsión a empresarios a través del cobro del “impuesto revolucionario”, sus dos principales fuentes de financiación (Aparicio, 2009).

Ya en la década de los 70 y siendo reconocida mundialmente, ETA lleva a cabo un atentado contra Luis Carrero Blanco, mano derecha y potencial sucesor del General Francisco Franco, presidente del entonces gobierno de España. El magnicidio se organizó de forma tal que cuando Carrero saliese de misa y pasara en su vehículo al lado del auto donde estaban estacionados los etarras, se activarían las cargas explosivas, y así sucedió. Este final no se llevó solo la muerte de Carrero, sino también la de su conductor y guardaespaldas. La explosión fue de tal magnitud que se generó un cráter considerable en la calle, además de destrozar parcialmente el vehículo presidencial. Esta transgresión “confirmó el poder ofensivo de ETA, que había pasado de ser un movimiento juvenil limitado al territorio vasco a un grupo capaz de atacar a lo más alto del Estado en el mismo corazón de la capital de España” (Olmo, 2018).

 

El ocaso de la organización

En pleno período de transición democrática-multipartidista española, algunos de sectores ETA abogaron por dejar las armas. Debido a esto, ETA se divide en dos: la ETA militar que llevó acciones terroristas, y  la ETA político-militar, que apoyó la fundación de un partido político que representara el ideario de la organización. A partir de entonces, ETA comenzó a perder fuerza. En 1983, se desata lo que es “la Guerra Sucia” tras el error de los grupos anti ETA de haber secuestrado a Marrey, un francés que nada tenía que ver con el grupo vasco. Es así como se crean fuerzas parapoliciales (GAL), el Batallón Vasco Español (BVE) y Antiterrorismo ETA (ATE), para realizar ataques a miembros de ETA. Se adjudican veintenas de muertes de miembros de la organización vasca.

Años más tarde, en la década de los 90, con España en la Comunidad Económica Europea (CEE) antecesora de la Unión Europea, ETA dio apoyo a la autonomía del País Vasco y esto fue acabando con parte del respaldo con el cual contaba. En 1997 hubo un punto del que no hubo retorno, ETA secuestra a Miguel Ángel Blanco, candidato del Partido Popular, y mientras la organización lanza una amenaza de 48 hs. para que España trasladara a los presos de ETA a cárceles del País Vasco, la gente sale a la calle a pedir por la liberación de Blanco, esto no fue atendido y el candidato del Partido Popular en Ermua  (ciudad vasca) murió tras recibir dos tiros en la cabeza. Este homicidio generó un descontento popular no solo por parte de los españoles sino también por parte de los vascos. Aquello se bautizó como el “espíritu de Ermua” y puso de manifiesto el cada vez mayor rechazo popular a la violencia de ETA.

En los años siguientes  dos partidos importantes de España, lanzaron una ley en el congreso sobre partidos políticos que se basaba en la ilegalización del partido independentista Herri Batasuna que se consideraba como parte de ETA. Esto significó un duro golpe para la organización, que entraba en una crisis que resultaría definitiva.

En 2006, la agrupación terrorista rompe el alto al fuego y realiza el  atentado de la T4 de Barajas 30 de diciembre. Después de varios años, sus militantes apenas llevaron a cabo acciones aisladas que suscitaron una notable repulsa en el País Vasco y en el resto de España, pero la decadencia de la organización separatista se había hecho evidente en los últimos años. El 10 de enero de 2011, ETA anuncia el “cese total y definitivo de su actividad armada”.

 

Bibliografía

  • Aparicio, S. (2009.). «ETA- La dictadura del terror». El Mundo- Especiales.  2009. Obtenido de.: http://www.elmundo.es/eta/historia/index.html
  • Guenaga Bidaurrazaga, A. ( 1999). «Objetivo Prioritario de ETA». El País.24/01/1999. Obtenido de: https://elpais.com/diario/1999/01/24/espana/917132401_850215.html
  • Olmo, G. D. (2018). «7 momentos para entender qué fue ETA, el grupo armado que quiso separar al País Vasco de España y Francia». BBC Mundo.  04/05/2018.  Obtenido de : https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-43985393
  • Segura, A. (2008). «Los objetivos de ETA». El Periódico. 15/05/2008. Obtenido de: https://www.elperiodico.com/es/politica/20080515/los-objetivos-de-eta-14606

 

Autora

Valentina Toutoundjian: Estudiante de la Licenciatura en Relaciones Internacionales en la Universidad Siglo 21. Cursando formación académica en Comercio Exterior. Interés en crisis migratorias y cuestiones de género.

 

 

2022 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
X