• Registrarme
  • No hay productos en el carrito.

Diálogos Globales. Migrantes y Refugiados

El encuentro «DIALOGOS GLOBALES: MIGRANTES Y REFUGIADOS», organizado por el Ministerio de Cultura de la Nación y los Institutos Nacionales de Cultura de la Unión Europea (EUNIC) y realizado el 5 de Julio en la Ciudad de Córdoba, buscó indagar sobre el rol de la cultura como marco y herramienta para la integración de los migrantes y refugiados, con grandes mentes como expositores. Es por ello que propongo un recorrido por las ideas más fuertes y verdaderas tratadas en este diálogo que, en esta etapa de involución de la globalización, nos obliga a ver sin tapujos nuestra realidad.

Problema 1. Medios de estereotipación

Si hago las siguientes preguntas: ¿Cómo es un refugiado? ¿Cómo te lo imaginas?, ¿qué imagen se forma en tu mente? Muy probablemente, imaginas al pequeño Omran cubierto de tierra y sedimentos esperando asistencia médica, o a una de las tantas embarcaciones precarias transportando muchísima gente desde el Mashrek. Y pensamos, “estas son situaciones para otro, a mí no me van a pasar y funcionan en otro sistema”. Para los oradores, el gran mal entendido generado por los medios es este.

 Dismas Nkunda lo dice: a veces vemos un chico desnutrido de Somalía que aparece en una fotografía, con buitres alrededor. Al consumir esta imagen de lleno, la editorial está contenta pero no podemos terminar de entender el concepto de persona necesitada de protección. “Es un suicidio”, en palabras de Dismas. Existe mucha manipulación por parte de los medios, fomentando los mal entendidos – o problemas como prefiero llamarlos – pero la mejor forma de combatir los estereotipos que ellos inician y alimentan, es a través de las relaciones personales con migrantes o refugiados, y teniendo más de una fuente de información.

Problema 2. El pobre refugiado

Ver a los refugiados como víctimas, a causa de la alta exposición sufrida contando sus experiencias, teniendo muchas veces que mostrarse débiles para obtener apoyo y contención. Paola Gomez Restrepo, en su experiencia como refugiada colombiana en Canadá, es viva voz de la violencia y rechazo que tuvo que atravesar para poder obtener un lugar en su nuevo hogar. Por ello recalca un llamamiento a estos migrantes y refugiados como personas que pueden ser empoderadas, “fuertes sobrevivientes” repite Michelle Brané, otorgándoles un espacio donde sus historias puedan ser contadas y escuchadas, y tengan una garantía de no repetición.

Problema 3. Eurocentrismo

Resaltar a Europa como única respuesta y reasentamiento, cuando 9 de cada 10 refugiados están asentados en países en vías de desarrollo.

Joel Bubbers plantea que el desafío es ver cómo respaldar a esos países limítrofes al país de origen. Europa no es el corazón del mundo. Hay que derribar esa perspectiva eurocéntrica. Heinz Fabmann confiesa: “Si fuesen refugiado, preferiría ir a un país con una larga tradición de acogida a inmigrantes, preferiría venir a Argentina” ¿Por qué?

No todos los países se encuentran capacitados para acoger migrantes y refugiados. Más allá de las condiciones económicas, lo fundamental y necesario no es la integración, es la inclusión. El mundo está atravesando la peor crisis migratoria desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, y muchos programas políticos de acogida deben ser reformulados a esta realidad. Se debe colocar a la cultura, en el sentido más profundo de las conductas, costumbres y valores, en el centro de la cuestión.

Problema último. Exacerbar la seguridad

Existe un pesimismo obsesivo, claramente evidenciado en el auge de partidos de derecha y corrientes antimigraciones – Donald Trump lidera el equipo a la cabeza –. Se considera a los migrantes como una carga para la economía, ladrones de puestos de trabajo para los ciudadanos nacionales, completos free riders.

Empero, Michelle Brané subraya que hay que tener cuidado con la idealización de los migrantes. Ellos son, primero que nada, personas. Buenas y malas, con educación y analfabetos, con religión y ateos. No hay que caer en extremos, pero tampoco ser ingenuos del proceso de adaptación. No tomar un supuesto de un grupo y cargarlo con un estereotipo, y en base a ello decidir si es correcto ayudarlo o no. Se debe buscar enfoques o metodologías factibles y holísticas, que permitan hacer un tratamiento individual. Existe el racismo, es un hecho, siempre ha existido.

 

Solución: Todo está en los humildes bancos de la escuela

A lo largo de toda la exposición, se presentó a la educación como solución principal y a largo plazo para obtener finalmente un resultado fuerte. No es sencillo, se necesita mucho tiempo para obtener una educación en cultura de derechos, pero es así como se puede lograr una auténtica solidaridad.  Universalizando prácticas de protección a desplazados y migrantes forzados. Permitir un diálogo y discusión que integre políticas de paz, desarrollo, integración y derechos humanos. Reconocer la necesidad de acción humanitaria.

Resolver los grandes conflictos que generan inestabilidad social (tal es el ejemplo de la negociación de paz entre Colombia y las FARC) es una buena práctica en vistas del Pacto Global: Migrantes y Refugiados previsto para el 2018. Marco Romero, sobre todo, llamó a una unión en la hermandad latinoamericana, aún en la circunstancia de Trump y sus muros. Porque como bien dijo Sarmiento:

“Hombre, pueblo, Nación, Estado: todo está en los humildes bancos de la escuela”

«Quiero traer a la atención de todos los que están aquí. La experiencia de este panel es diversa. Algunos vienen desde la experiencia académica, algunos vienen desde la experiencia migratoria (…) este es sólo un punto de conversación. Hay una labor más grande que ustedes tienen que hacer, y es hacer su propia investigación y su propio análisis. Y yo les invito, y les imploro, que hagan eso. (…) La conversación debe continuar en las comunidades donde ustedes retan (…) el discurso excluyente (…) que no solo hace referencia a los refugiados sirios en Argentina, también a las comunidades indígenas en Argentina (…).” Paola Gómez Restrepo.

Bibliografía:

Autora

Valentina Gauna, Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Empresarial Siglo 21. Voluntaria en la Cruz Roja Argentina, filial Córdoba

 

0 respuestas en "Diálogos Globales. Migrantes y Refugiados"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2022 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
X